Atrapasueños

1259588-1400x913-da

La tradición del atrapasueños tiene su origen en los indios de América del Norte. Los antropólogos creen que apareció en la tribu ojibwa o chippewa y que, con el tiempo, se extendió y fue compartida por todo el pueblo algonquino. En realidad, se trata de una de las más bellas tradiciones que han llegado hasta nuestros días: la de un talismán mágico que puede proporcionarnos sueños felices.

Según una antigua leyenda india, las pesadillas que deambulan de noche por el aire pueden quedar enredadas en una telaraña colocada cerca de la cama hasta las primeras luces del amanecer las desvanezcan y las hagan desaparecer para siempre. De esta manera, esa telaraña mágica asegura que los sueños sean siempre agradables y placenteros… También puede ocurrir, o así lo creía la mayoría de las tribus norteamericanas, que los sueños buenos se abran paso por la tela de araña e inunden nuestra noche de imágenes agradables, mientras que las pesadillas desaparecen por el agujero que tiene en el centro la telaraña de algunos atrapasueños.

No obstante, existe una leyenda Lakota en la que se explica que el origen de esta red mágica no fue exactamente así, más bien todo lo contrario. Iktomi, el dios del engaño y la prudencia, se apreció en forma de araña a los viejos lideres espirituales lakotas  e hizo un agujero en un viejo sauce, en el colocó plumas, pelo de caballo y cuentas. A continuación, empezó a tejer una telaraña. Cuando terminó, dijo al mas viejo de los sabios de la tribu: “Esta tela es un circulo perfecto con un agujero en el centro. Úsala para ayudar a tu gente a alcanzar sus objetivos haciendo un buen uso de sus ideas, sueños y visiones. Cuando se cree en el Gran Espíritu, la telaraña puede atrapar las buenas ideas y dejar que las malas se pierdan y desaparezcan por el agujero.”

Esta variación de la leyenda puede resultar un poco confusa para quien hoy lleve un atrapasueños como amuleto o lo haya colocado cerca de su cama, pero no tiene por qué preocuparse, de una u otra forma, la función mágica del atrapasueños es protegernos de las pesadillas, que bien quedan atrapadas en la telaraña hasta que la luz del amanecer las destruye, bien caen en el agujero y desaparecen para siempre.

Estas dos dos formas de interpretar los atrapasueños, a mi me encanta la segunda leyenda la de los Lakotas, usarlo para alcanzar objetivos haciendo buen uso de nuestras ideas, sueños y visiones; por que ¿quien no tiene sueños por cumplir?.

mosaico-atrapasuenos

Ese es el objetivo final de los atrapasueños que creo, hilos, lazos, cuentas, gemas y plumas. Totalmente personalizados, utilizando la cromoterapia, la gemoterapia y la simbología nacen atrapasueños destinados a ayudar a su destinatario.

LA ESTRUCTURA DEL ATRAPASUEÑOS

En su forma original, el atrapasueños consistía en un aro de madera de sauce al que iba unida una telaraña artificial, confeccionada con pelo de ciervo o de caballo, además de cuentas y otros abalorios. Del aro pendían siete largas plumas unidas con cuentas azules, porque los indios creían que con ellas los buenos sueños echaban a volar y podían alcanzarnos. En el centro de la telaraña de algunos atrapasueños hay un agujero, a través del cual los sueños agradables, aquellos que nos reconfortan, pueden pasar y llegar a la persona poseedora del talismán. Otros, sin embargo, no tienen ese agujero; los sueños buenos, los dulces sueños, tienen libertad para buscar su camino y elegir el que mas les plazca.

img022

En el pasado, los atrapasueños estaban destinados sobre todo a velar por el descanso de los más pequeños. Los niños los llevaban como colgantes para protegerse de las pesadillas, aunque también podía ser que los padres los colocaran cerca de sus camas. Los atrapasueños tradicionales que se colocaban sobre la cuna del bebé solían tener una pluma en el centro, que , además de distraerle con su movimiento, debía servir para enseñarle la importancia del aire. Si era una niña, la pluma acostumbraba a ser de búho (el ave de la sabiduría), mientras que si era un varón, la pluma era de águila (símbolo de coraje). Más tarde fueron los adultos quienes mayor uso hicieron de este talismán fabuloso, como también ocurre en la actualidad.

485299111224952d9a2d46a6092bc522

Hoy, gracias al creciente interés que suscita la mitología norteamericana, los atrapasueños son muy populares. Ademas de ser un gran icono en la cultura boho.

Anuncios