Preparación del cristal

No todo está en adquirir un pieza, antes de comenzar a trabajar con ella deberemos seguir unos pasos para poder obtener los máximos beneficios de ella, por lo que lo primero que haremos será limpiarla físicamente con un gel neutro y secarla con un paño suave.

Tras la limpieza física viene la limpieza energética, no sabemos dónde habrá estado, ni el camino recorrido, ni cuantas manos la habrán sostenido. Durante su camino la gema habrá ido recogiendo diversas energías y no todas podrían ser positivas.

El fin de la limpieza es la de neutralizar todas estas energías para dejar la piedra a cero a fin de impedir que se puedan trasmitir a nosotros o otras personas.

A la hora de elegir el método de limpieza de nuestros cristales, deberemos tener en cuenta las características  y la sensibilidad de cada una de ellos.

Métodos de limpieza de los cristales

-El agua purificadora: consiste en colocar el cristal en un recipiente y mantenerlo bajo el grifo para que el agua  se renueve de manera constante. El agua debe estar fría.

-El poder de la Madre Tierra: La energía telúrica de la Madre Tierra tiene un gran efecto regenerador sobre los cristales. Solo hay que enterrarlos en un lugar seguro durante tres días y tres noches. Tras desenterrarlos conviene lavarlos con agua.

-El humo que limpia: Las tribus indígenas americanas quemaban en un recipiente incienso, eucalipto, salvia, cedro y otras plantas, maderas o resinas aromáticas para eliminar las energías negativas. Basta con sujetar entre los dedos y exponerla al humo haciéndolos girar muy despacio mientras visualizamos como el humo va limpiando la piedra.

-El sonido de la campana: Exponiendo el cristal a las vibraciones del sonido de una campana, un gong, un cuenco o un diapasón podemos descontaminar en campo de energía y recargarlo nuevamente.

-La esencia de las flores de Bach: Los remedios florales también resultan útiles en la limpieza y purificación de los cristales. Basta con añadir unas gotas de esencia en un recipiente de agua y sumergir las piedras. Se aconseja dejar el recipiente con el cristal expuesto a la luz de la luna durante tres noches.

-El Antahkarana.


Métodos de recarga energética.

-El poder del sol: Tras limpiar cuidadosamente el cristal podemos recargarlo exponiéndolo a los rayos del sol durante un día. (Precaución hay ciertos cristales como la amatista que no admiten el sol puesto que destiñe su bello color).

-La benéfica luz de la luna: También se pueden cargar con la energía de la luna durante el cuarto creciente. Dejando el cristal bajo su influjo durante una noche.

-Reiki.

-El antahkarana.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gemoterapia- el poder de las gemas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s